RETORNO

Regresar a la ciudad de  Nueva York siempre es un desafío a la creación, es por ello que he decidido volver a escribir por esta vía.  Es preguntarse en cada segundo que respiras en esta ciudad  sí realmente uno va por el camino correcto. Y eso es lo interesante de este ir y venir a NY, es lo que todo artista siempre debe hacer: ver todo lo que puedas ver  y  comparar tu trabajo con ese universo creativo de tan alto nivel tal como el que he visto en este nueva escala.  Encontrarse desde espacios no convencionales como una iglesia transformada en un sorprendente cabaret  burlesque, pasando por una obra teatral sensorialmente auditiva más que visual o llegar al estudio de la única  leyenda viviente  de la danza moderna estadounidense y ver una coreografía rescatada y rearmada por la compañía. De todo esto y mucho más les escribiré en los próximos días. Así que bienvenidos a mi mundo creativo en letras altas y bajas.